EN TU FIEBRE

En tu fiebre
me voy consumiendo
lentamente
Tus brazos...
esa serpiente
que oprime fuerte
mi cuerpo...
Igual que espuma
en tus brazos
se está deshaciendo.
Rotas mis alas
no puedo escapar,
sólo puedo nadar en tu mar.
Mar de gemidos,
palabras sin sentido,
inconexos susurros
perdidos
en mi cuerpo desnudo.
En tu fiebre
me voy consumiendo...
El caos
reina en mi mente.
Si sólo un instante
pudiera escaparme
del fuego que me arde...
¡Maldita la chispa que encendió!
¡Oh, maldita, que me hizo
perder el control!
Caí al abismo
aterricé en el jardín
de tus delicias
y me perdí en mis gritos
y en mi propia ruina.

Ana Martínez

 

Regresar a la pagina anterior