BAJO TIERRA

No quiero que me entierren bajo tierra
para que todos puedan olvidarme cuando quieran,
si nadie quiso recordarme cuando estaba vivo
¿Quién querra hacerlo cuando ya esté muerto?
Atrapado por siempre en el olvido,
mientras soy deborado por ambrientos gusanos,
sin poder hacer nada, atrapado por siempre
en las hondas entrañas de la tierra...
Donde hubo dolor y rabía, soledad y desespero,
yo no quiero blancas rosas, ni lirios,
ni crisantenos que manchen
con sus mentiras mis inertes sentidos.
Mis lamentos y lágrimas vayan a parar al fuego,
mi dolor y mi tristeza, mis anhelos y sueños,
todo se lo dejo al fuego; mis decepciones y engaños,
mi callado sufrimiento, mis palabras de silencio
¡Ardan en el fuego! Cuando entre la niebla,
Thánatos triste ángel de los infiernos
siendo fiel a mis deseos;
Sellé mis labios por siempre con el beso de la muerte,
que no me entierren bajo tierra.
No quiero sepultar todos mis pensamientos dentro de un ataúd,
hasta el fin de los tiempos,
quiero que vuelen hacía ti mecidos por el viento,
y que sepas al fin amor desconocido,
cuanto te amé en silencio aunque jamas te vi
¿No escuchas ya a lo lejos el triste
y monotono redoblar de las campanas?
Tocan a muerto, tocan a mi....

Edgar Fabian

 

Regresar a la pagina anterior